El hotel

Casa Rafeleta es un pequeño pero armonioso edificio recién restaurado que le oferta cuatro habitaciones totalmente equipadas con calefacción, TV, minibar y jacuzzi. Nuestro objetivo es el de ofrecer una agradable estancia a nuestros clientes y brindarles una experiencia que no les deje indiferentes.

Lejos de mostrar una excesiva decoración, el encanto de nuestro hotel lo aporta el propio edificio. Paredes de piedra, antiguas vigas de madera, suelos de barro y otros elegantes detalles hacen de él ese lugar grato y acogedor donde descansar y relajarse.

En el mismo momento en que atraviese el umbral de su puerta, Casa Rafeleta le invita a desconectar de la monotonía cotidiana. El antiguo edificio, sometido a una cuidadosa rehabilitación, le atrapará en su atmósfera de paz y tranquilidad. Esto hará que se sienta a gusto, para que sólo tenga que preocuparse por lo que de verdad importa: su bienestar y el de los suyos.

Un hotel encantador, un valle fascinante y alguien con el privilegio de poder disfrutarlos.